Danza de Chakras & Trabajo de Respiración

“La Danza del Chakra Raíz y el Trabajo de Respiración” es una dinámica guiada divertida y liberadora, inspirada en los movimientos tántricos y la respiración terapéutica de Renacimiento.

En el tantra hablamos de tres claves o ingredientes principales:

  • la respiración
  • el movimiento
  • y la expresión vocal

He creado unas sesiones de «Danza de Chakras y Trabajo de Respiración» en las que utilizaremos justo estos ingredientes para un cóctel potente.

La poderosa música se elige específicamente para activar cada chakra. Puedes danzar el elemento asociado a cada chakra y alinearte con el a través de tu expresión y el movimiento. No hace falta experiencia de danza, solo dejar que se exprese a través de todo tu cuerpo.

Al limpiar el estancamiento de energía del chakra raíz a través de la danza y la respiración, comenzamos a abrir el chakra a su potencial refinado, trayendo luz y flujo hacia él y expandiendo el don y la energía esencial de la fuerza vital.

Después de un intenso ejercicio, disfrutarás de unos minutos de profunda relajación que te llevarán a un estado de meditación.

Acompáñame a liberar tensiones, divertirte, conectar con tu cuerpo y relajarte.

El chakra raíz, Muladhara, es nuestra base y está relacionado con el instinto de supervivencia, la estabilidad, la conexión con la tierra, el sentirse bienvenido en el mundo, la conexión con la fuerza, la salud física y la confianza.

Su elemento es la tierra. La tierra es densidad, conexión con la tierra y estabilidad. Siente a la madre tierra bajo tus pies y conecta con ella.  Deja que el elemento tierra te habite, deja que hable a través de tu danza.

 

El chakra sacro, Svadhisthana, también se llama chakra sexual y a menudo se relaciona sólo con la sexualidad. Es cierto que tiene un alto contenido sexual, pero también es el chakra de la creatividad, del placer en general, de las emociones, de las relaciones, de la capacidad de fluir, de entregarse a la belleza de la vida y de aceptar el cambio.

Su elemento es el agua. El agua es dulzura, es sensualidad, es ternura y fluidez. Déjate llevar, déjate fluir.

 

El chakra Manipura representa la voluntad de iniciar, la acción y el equilibrio con la fuerza del guerrero espiritual. Como sede del fuego digestivo, este chakra regula la función del páncreas y de los órganos digestivos. Cuando la energía de este chakra fluye libremente, el efecto es como el de una central eléctrica, que suministra constantemente vitalidad, otorgando equilibrio y fuerza.

Su elemento es el fuego. El fuego es fuerza, es direccionalidad, es velocidad, es impacto, es acción. Quememos todo lo que ya no necesitamos en este chakra y bailemos con el calor del fuego que habita en nosotros.

 

El chakra del corazón, Anahata, es la puerta de entrada a la salud emocional, al perdón y está relacionado con nuestra capacidad de amar y recibir amor, de ser compasivos, de vivir en la alegría y de aceptarnos a nosotros mismos.

El chakra del corazón está regido por el elemento aire. A diferencia de los otros elementos, el aire no se ve, su influencia es sutil. Tan sublime que podríamos olvidar su existencia, pero sostiene nuestra vida, al igual que el amor. Despliega tus emociones, despliega tus alas con movimientos ligeros y aéreos.

 

El chakra de la garganta, Vishuddha, actúa como enlace entre el corazón y la cabeza. Vishuddha rige nuestra comunicación y expresión. Desde ahí podemos mostrar quiénes somos. Si tenemos este centro energético abierto y alineado podemos hablar, escuchar y expresarnos a través de una forma de comunicación más elevada convirtiéndonos en canales de verdad y conciencia.

Su elemento es el éter. Es lo que no vemos pero que también somos, el éter es tu máxima expresión. Muéstrate, sacando todo lo que eres, todo tu mundo, todo tu amor, danzalo abarcando todo el espacio que puedas porque eres TODO.