El ritual de los 13 deseos para las 12 noches antes de la epifanía

El ritual de los 13 deseos es un ritual especialmente bello con el que puedes celebrar las 12 noches antes de la epifanía.

¿Qué son los 12 noches?

Son las 12 noches sagradas entre Navidad y Epifanía. Se consideran sagradas desde hace miles de años. 12 noches, cada una de las cuales representa uno de los 12 meses del año, que nos invitan a mirar atrás, a soltar lastre, a recuperarnos de las huellas del año anterior, a reconciliarnos con nosotros mismos y a rehacer nuestro destino.

Este tiempo especial comienza tradicionalmente la noche del 24 al 25 de diciembre a medianoche y termina la noche del 5 al 6 de enero a las 23.59 horas.

La celebración de estas noches (Rauhnächte) tiene su origen principalmente en las tradiciones germánicas y celtas, y en la tradición ancestral comienzan en el solsticio de invierno, el 21 de diciembre.

Hay muchos rituales y costumbres en torno a dichas noches. El término «Rauhnächte» procede del humo (incienso) de rauh (salvaje) o de la antigua palabra rûch. Con el sahumar se pretendía ahuyentar a los malos espíritus y a los demonios peludos, dar la bienvenida a los buenos espíritus y limpiar las casas.

Uno de los rituales más populares durante las dichas noches es el de los 13 deseos. Se escriben 13 deseos en papelitos. El universo cumple 12 de los deseos y tú cumples el último. Puedes combinar este ritual con el del sahumar.Para ello, recorre cada noche la habitación con el incienso y echa humo por todos los rincones. Imagina cómo todo lo negativo se disuelve con el humo y surge algo maravilloso. Mientras lo haces, formula tus propios deseos para el próximo año.

Ritual de los 13 deseos

Antes de que empiecen las «Rauhnächte», piensa en lo que esperas para el año entrante. Tómate tu tiempo y ten preparadas las siguientes cosas.

  • 13 trozos de papel
  • Cuaderno (diario de Rauhnacht) y bolígrafo
  • Recipiente (tarro de cristal, caja o bolsa)
  • Vela y cerillas
  • Material para incienso: salvia, palo santo o similar.

Ponte cómod@, repasa el año pasado y piensa en lo que quieres para tu futuro. Estas preguntas pueden ser útiles:

  • ¿Qué quería conseguir y aún no lo he logrado?
  • ¿A qué me gustaría renunciar, dejar ir, dejar atrás?
  • ¿Hay algo que me gustaría aprender o habilidades que me gustaría desarrollar?
  • ¿Cómo es mi vida ideal y qué tendría que cambiar para conseguirlo?
  • ¿Qué personas o energías me gustaría atraer a mi vida?
  • ¿Qué quiero en general?

También puedes utilizar este cuaderno en los días siguientes como diario (de sueños) para estas noches y volver a leer las notas del año pasado el año que viene. Reflexionar sobre el año pasado puede ayudarte a formular tus 13 deseos de una forma poderosa y positiva. Después de anotar los 13 deseos, también puedes transferirlos a tu cuaderno para volver a leerlos el año que viene y ver qué se ha hecho realidad.

A continuación, dobla las notas de modo que ya no puedas ver la palabra escrita y guárdalas en un recipiente o una bolsa. Es mejor que coloques el recipiente en un lugar que puedas ver todas las noches para que no te olvides de quemar un trozo de papel por la noche.

La primera noche, del 24 al 25 de diciembre, saca el primer papel y quémalo sin leerlo. Entrega tu deseo al universo. A continuación, puedes sahumarte a ti mismo y a tus habitaciones con tus inciensos y pedir tus deseos.

Repite esto cada noche y al final te quedarás con un solo papel. Ahora puedes abrirlo. Es el deseo del que puedes ocuparte activamente para que se te haga realidad.

Te deseo mucha alegría en la celebración de las 12 noches y, por supuesto, que se cumplan tus deseos.